El sistema es increíblemente rápido y tarda menos de medio segundo en accionar el embrague de garras. Esto garantiza la máxima tracción y movilidad en todo momento.

Jonas Odermalm

Responsable del segmento de construcción de Volvo Trucks

Vídeo de prueba en vivo del Control automático de tracción

La pequeña Sophie de 4 años en

La prueba en vivo más exigente hasta la fecha

El ATC se activa automáticamente

Cómo funciona

En superficies resbaladizas, el Control automático de tracción acopla y desacopla la tracción delantera automáticamente exactamente en el momento en que lo necesita. Los sensores de las ruedas traseras detectan cuando empieza a perder tracción y la tracción total se activa de inmediato. Un embrague de garras transfiere la potencia al eje motriz delantero para que el camión continúe sin perder par ni velocidad. El eje motriz delantero se mantiene activado hasta que el conductor suelte el pedal del acelerador.

ATC no requiere ninguna interacción con el conductor, se activa solo. No obstante, con un interruptor en el salpicadero puede accionar manualmente el eje delantero, o cuando las condiciones de conducción se vuelven complicadas, activar todos los bloqueos de diferencial.

Este probado sistema se ha incluido durante años como función de Volvo Construction Equipment. Somos el primer fabricante en introducir este revolucionario sistema en un camión para el sector de la construcción.

El ATC solo se utiliza cuando es necesario, para ahorrar combustible y evitar el desgaste

Ahorra el preciado combustible

Según nuestras investigaciones, en la mayoría de los casos, la tracción total solo se necesita el 5 % del tiempo. Esto significa que el 95 % del tiempo un eje motriz delantero supone un desperdicio de combustible. El control automático de tracción le ayuda a optimizar el ahorro de combustible. Cuando no necesite la tracción extra, el sistema desacopla automáticamente el eje delantero, con lo que se reduce el consumo de combustible hasta un 2 % (en un ciclo de conducción de transporte regional). Al desacoplar automáticamente el eje delantero también se reduce el desgaste.

ATC proporciona toda la tracción cuando es necesario

Sin renunciar a nada

Un eje motriz delantero motriz evita ciertos problemas. Pero cuando se acopla, afecta a la capacidad de maniobra. A diferencia de los sistemas de tracción total, el ATC le aporta lo mejor de ambas opciones. Cuando el eje motriz delantero esté acoplado, contará con toda la tracción que necesite. Y cuando esté desacoplado (que será la mayor parte del tiempo), mejorará enormemente la capacidad de maniobra de su camión.

El chasis del Volvo FMX se ha diseñado para proteger todas las piezas esenciales

Todo está protegido

El chasis del Volvo FMX se ha diseñado para proteger todas las piezas esenciales. Las barras paralelas y de conexión están situadas en línea con el eje, dentro del envoltorio del compartimento de los ejes. Las cámaras de freno y los depósitos de combustible también están muy bien protegidos.

El eje delantero motriz tiene la misma posición que el eje no motriz, lo que le aporta un ángulo de ataque mucho mejor al subir pendientes pronunciadas (28° con el eje delantero motriz y neumáticos de medida 13R22.5). El eje motriz delantero también está ahora disponible con suspensión neumática trasera, lo que ofrece una distancia al suelo de 300 milímetros.

Obtenga más información sobre la suspensión neumática trasera
Configuraciones disponibles para el Control automático de tracción del FMX

Configuraciones disponibles

  • Rígido 4×4
  • Tractora 4×4
  • Rígido 6×6
  • Tractora 6×6
  • Rígido 8×6
  • Rígido 10×6

Busque su concesionario local

Usted tiene el control

¿Le gustaría probar el Control automático de tracción? Póngase en contacto con su concesionario de Volvo Trucks local.

Busque su concesionario local