Camiones

ESPAÑA

×

Preguntas frecuentes sobre camiones eléctricos 

 

La electromovilidad es un área que sigue planteando preguntas. Por ejemplo, con respecto al impacto ambiental, la carga y la autonomía. A continuación, encontrará preguntas frecuentes y nuestras respuestas, clasificadas en tres categorías.

 

Sociedad/sostenibilidad

Productos y servicios

Negocios    

Sociedad/sostenibilidad

La electromovilidad se refiere a vehículos, incluidos automóviles, autobuses, trenes y camiones, que funcionan total o parcialmente con electricidad, tienen un medio de almacenar energía a bordo y generalmente se cargan a través de la red eléctrica. El principal tipo de vehículo con línea motriz eléctrica es el BEV (vehículo eléctrico a batería), pero también existen vehículos eléctricos alimentados por hidrógeno denominados vehículos eléctricos de células de combustible (FCEV). La electromovilidad también incluye la infraestructura de carga y los servicios de soporte para la planificación de rutas y distancias y otras funciones.

Por ejemplo, muchas empresas están formulando ambiciosos objetivos de CO2 para cumplir con el Acuerdo de París y los camiones eléctricos son un buen medio para lograr estos objetivos. No cabe duda que unas regulaciones más estrictas de las emisiones de dióxido de carbono también están impulsando esta tecnología, así como el deseo de una mejor calidad del aire y menos ruido, sobre todo en las grandes áreas urbanas. Otro factor importante es eficacia del transporte. Los camiones eléctricos pueden realizar entregas por la noche y durante las horas de menor actividad y pueden acceder a más ubicaciones que sus equivalentes diésel, incluido el interior de los edificios.

Un vehículo eléctrico a batería (BEV) utiliza la energía almacenada en baterías cargadas con electricidad de la red eléctrica. Un vehículo eléctrico que usa la tecnología de célula de combustible (FCEV) se alimenta con hidrógeno que se convierte en electricidad mientras se conduce el vehículo.

El impacto medioambiental de un camión eléctrico es muy bajo cuando está en uso, pero ligeramente mayor durante su fabricación. Sin embargo, debido a que los camiones tienen altas tasas de uso, es posible compensarlo rápidamente. Las líneas motrices eléctricas son más eficaces energéticamente y tienen el menor impacto medioambiental cuando utilizan electricidad de fuentes renovables. 

Un vehículo eléctrico genera cero emisiones de gases de escape y bastante menos ruido que un vehículo con un motor de combustión. Sin embargo, se liberan emisiones durante la fabricación y mientras se conduce por parte de los neumáticos, frenos, desgaste de la carretera, etc.

Para responder a esta pregunta, debe observar el ciclo de vida total del vehículo, incluidas las materias primas, la fabricación y el uso. Un camión eléctrico emite más CO2 durante la fabricación, pero en general mucho menos cuando se utiliza. Sin embargo, la combinación energética local, la disponibilidad de carbón frente a la energía eólica o solar, por ejemplo, tiene un efecto significativo en el impacto general del vehículo. Para obtener más información y cálculos precisos, consulte la calculadora del impacto ambiental de Volvo Trucks.

Sí, aproximadamente el 90 % del impacto medioambiental del ciclo de vida de un camión diésel tradicional proviene del uso. Los camiones que funcionan con electricidad de fuentes renovables tienen un impacto de uso mucho menor. En Volvo trabajamos duro para asegurarnos de que las materias primas se extraen utilizando métodos sostenibles y que las baterías se fabrican con un impacto mínimo para el clima. Para obtener más información y cálculos precisos, consulte la calculadora del impacto ambiental de Volvo Trucks.

Exigimos a todos nuestros proveedores y a sus proveedores que cumplan nuestros valores en cuanto al respeto de los derechos humanos, el medio ambiente y la ética empresarial. 

Las baterías de iones de litio contienen ciertos materiales escasos, como metales pesados y metales de tierras raras. Algunos de los materiales escasos que se pueden encontrar en las baterías de iones de litio y otros componentes de electromovilidad a veces provienen de fuentes que benefician a grupos armados del área de origen, ya sea directa o indirectamente. A menudo, estos materiales se denominan minerales conflictivos. Volvo Trucks está evaluando toda su cadena de suministro para asegurarse de que todo el tántalo, tungsteno, telurio, oro y cobalto utilizados en las baterías de sus camiones proceden de fuentes no conflictivas.

Hasta ahora, el número de baterías que han llegado al final de su vida útil ha sido bastante bajo, pero a medida que aumentemos nuestra producción de camiones electrificados, aumentará la necesidad de reciclar y reutilizar. Para estar preparado para esto, Volvo Trucks está trabajando junto con contratistas de residuos y otros actores para maximizar la tasa de reciclaje de las baterías eléctricas. También estamos investigando opciones de segundo uso para las baterías antiguas, con el fin de encontrar formas de prolongar su vida útil en otras aplicaciones, como el almacenamiento de energía en edificios.B14

Adoptamos un enfoque holístico de todo el ciclo de vida, así como de la cadena de suministro, incluidos proveedores, materiales, logística, fabricación y reciclaje. Esto incluye tanto la fabricación de la línea motriz y las baterías como los materiales que se utilizan.

Esto varía mucho de un país a otro. Pero, en general, la disponibilidad de la energía procedente de fuentes renovables está aumentando rápidamente y esta energía suele ser más rentable que los combustibles fósiles. Para obtener más información sobre la combinación energética de la UE, consulte la calculadora del impacto ambiental de Volvo Trucks.

Creemos que para 2030 el 50 % de todos los camiones Volvo vendidos en Europa serán eléctricos y utilizarán tecnología de batería o célula de combustible.

Desde la perspectiva del sector, se trata de desarrollar conocimientos sobre cómo utilizar la tecnología del modo más eficaz, optimizando las rutas, el uso de energía de la batería, la planificación del mantenimiento y la disponibilidad de los camiones. Desde la perspectiva de la sociedad, la transición se debe fomentar mediante incentivos y ayudando a proporcionar la infraestructura de carga y la capacidad de la red eléctrica para admitir un gran número de vehículos. El factor principal es la necesidad de un transporte sostenible. Esta seguirá siendo la fuerza impulsora de la transición en un futuro próximo.

Los vehículos eléctricos requieren una gran cantidad de energía cuando se cargan. Un modo de gestionarlo es animar a los usuarios para que carguen sus vehículos durante la noche y distribuir y equilibrar la demanda entre las redes eléctricas principales y las locales de manera inteligente. En la actualidad se están realizando importantes inversiones, que se necesitan con urgencia, para desarrollar la infraestructura y crear más estaciones de carga. Inicialmente, la mayoría de los camiones se deberán cargar en su base de operaciones. En Volvo hacemos hincapié en la necesidad de que los gobiernos introduzcan incentivos para la instalación de estaciones de carga públicas de una gran capacidad y espacio suficiente para los camiones. 

Seguimos atentamente el desarrollo de las tecnologías de reciclaje y participamos en varios proyectos en los que las baterías de los vehículos eléctricos (EV) se están transfiriendo a otras aplicaciones, por ejemplo, el almacenamiento en sistemas de energía solar, una vez que han alcanzado su límite de capacidad operativa. 

Productos y servicios

Como los camiones eléctricos no emiten gases de escape, también pueden realizar entregas en zonas de emisión cero. Además son más silenciosos, lo que significa que pueden trabajar en las ciudades de noche, cuando otros vehículos pesados no pueden hacerlo. Gracias a ello, los camiones eléctricos pueden aumentar la eficacia de una empresa. Los camiones pueden estar en carretera cuando hay menos atascos y realizar entregas de manera más rápida y sencilla. También mejoran la productividad, porque pueden hacer más viajes durante los períodos en que hay menos tráfico y acercarse aún más al punto de entrega final debido a su funcionamiento silencioso.

Ya estamos suministrando camiones eléctricos semipesados para operaciones de distribución y recogida de basuras. Son los Volvo FL Electric y FE Electric en Europa y el Volvo VNR Electric en EE. UU. Durante 2021, comenzaremos a vender los camiones eléctricos de gran tonelaje Volvo FH, Volvo FM y Volvo FMX, que se utilizarán para operaciones de transporte regional y construcción urbana en Europa. 

Contamos con herramientas de simulación avanzadas que se basan en nuestra experiencia de varios años en el uso de vehículos eléctricos en operaciones comerciales. La cifra de nuestros camiones de gran tonelaje se basa en un ciclo de conducción de distribución regional con una tractora Volvo FH 4x2 y una MMS (masa máxima en combinación) promedio de 30 toneladas. Nuestros camiones de gran tonelaje pueden tener una masa máxima en combinación de hasta 44 toneladas. 

Cuando suministramos un camión, evaluamos la ruta cuidadosamente con el cliente y calculamos dónde será necesario cargar para cumplir los requisitos de transporte. Volvo investiga constantemente nuevas opciones y colaboraciones relacionadas con la carga de nuestros vehículos.

Inicialmente, creemos que la mayoría de los camiones se cargarán en la base de operaciones del cliente durante la noche. A medida que los vehículos eléctricos se vuelvan más comunes, también existirá la necesidad y la oportunidad de cargarlos en muchos lugares diferentes, por ejemplo, muelles de carga, talleres de servicio, áreas de descanso para camiones y otros lugares donde aparquen los camiones.

Nuestros camiones de gran tonelaje se pueden cargar con un cargador de CA (por ejemplo, una caja de carga) de hasta 43 kW y con un sistema de CC (estación de carga fija) que tiene una capacidad de 250 kW.

Con un cargador de CA, se necesitan unas 9 horas para cargar completamente las baterías. Con un cargador de CC, el tiempo de carga se reduce aproximadamente a 2 horas. La batería se puede cargar más rápidamente hasta un 80 % de su capacidad, del mismo modo que un teléfono inteligente, porque el cargador se ralentiza hacia el final del proceso para proteger las celdas de la batería.

Por el momento, nuestros camiones eléctricos ofrecen una autonomía de hasta 300 km. Sin embargo, la autonomía depende en gran medida de las condiciones externas, como el clima y la resistencia al viento, junto con el peso del camión y el estilo de conducción del conductor. La autonomía y la vida útil se pueden ampliar utilizando modos de conducción económicos, formando al conductor y siguiendo cuidadosamente las instrucciones para cargar y gestionar las baterías. Analizamos minuciosamente las circunstancias de cada cliente y diseñamos posibles rutas y estrategias de carga. Los clientes pueden usar herramientas digitales para supervisar y planificar el uso del camión de modo que los patrones de carga se puedan mejorar con el tiempo. 

El método más rápido es la carga de CC de hasta 250 kW, en el que el tiempo de carga desde que la batería está vacía hasta cargada por completo es de unas 2 horas.

El conductor puede comprobar el estado de carga en el cuadro de instrumentos del camión. También se puede supervisar de forma remota a través del portal Volvo Connect, que muestra la ubicación del camión y el estado de carga actual en diferentes vistas. La aplicación MyTruck de Volvo también tiene una función de control de carga y una serie de otras útiles funciones para camiones eléctricos. 

El portal Volvo Connect tiene una función de planificación de rutas y distancias que permite a los clientes planificar rutas y compartirlas con el conductor a través del cuadro de instrumentos del camión. Esto facilita el cálculo de la autonomía y ofrece la opción de realizar más entregas en función del estado de carga. 

El contrato de mantenimiento y reparación de Volvo para camiones eléctricos incluye la supervisión de las baterías para garantizar que mantengan su capacidad durante su vida útil. El contrato también garantiza el funcionamiento de la batería más allá de la garantía de dos años de la línea motriz que incluye el camión.

Los camiones eléctricos de Volvo cumplen los mismos altos estándares de seguridad en colisiones que nuestros otros camiones y ofrecen los mismos sistemas de seguridad que los modelos diésel. Igualmente, se han agregado escenarios de colisión específicos para los camiones eléctricos para verificar la resistencia a las colisiones de la instalación de la batería y otros componentes eléctricos. Además, hemos hecho todo lo posible para diseñar el sistema eléctrico de 600 voltios en el camión para que sea seguro cuando esté en uso y durante el mantenimiento.

Los usuarios normalmente aprenden cómo funciona el camión y se sienten cómodos con la autonomía muy rápidamente. Si la carga de la batería desciende hasta cero mientras se conduce el camión, existe una cierta capacidad de reserva de energía disponible que ayudará al conductor a llegar a un lugar seguro.

Usamos baterías de iones de litio. Los camiones eléctricos de gran tonelaje se ofrecerán inicialmente con 5 o 6 paquetes de baterías. Cada paquete de baterías tiene una energía total de 90 kWh, lo que significa 450 kWh o 540 kWh de energía total. Cada batería pesa 505 kg. 

Los paquetes de baterías se montan en nuestras propias fábricas para asegurarnos de que tengan la más alta calidad y hayan sido completamente probadas. La vida útil total puede variar en función de diferentes factores como la cantidad de uso, los ciclos de conducción, la carga, etc. Volvo supervisa constantemente las baterías y ofrece un contrato de mantenimiento y reparación que garantiza su funcionamiento.

Volvo está investigando y ofreciendo soluciones de reacondicionamiento, reciclaje y segunda vida en las que las baterías se pueden utilizar para propósitos muy diferentes.

Los intervalos de mantenimiento son aproximadamente los mismos, pero el servicio es diferente al de una línea motriz tradicional. El consumo de piezas de repuesto depende de la aplicación de transporte, la región donde el camión esté en funcionamiento y muchos otros factores. Los camiones están conectados y pueden informar sobre el estado de los diferentes componentes, lo que significa que el servicio y el mantenimiento se pueden planificar para aumentar su tiempo de actividad.

Todos los concesionarios que venden camiones eléctricos están preparados para asumir la plena responsabilidad de las funciones y sistemas técnicos de los camiones. Muchos de los talleres de servicio tienen una amplia experiencia en el mantenimiento de autobuses eléctricos.

La curva de rendimiento de los camiones eléctricos es diferente a la de los camiones con motores de combustión. Por ejemplo, la potencia se activa tan pronto como se pisa el acelerador. El hecho de que los camiones eléctricos tengan menos marchas también hace que la experiencia de conducción sea diferente.

Los camiones eléctricos generan menos vibraciones y ruidos, lo que da como resultado una experiencia de conducción cómoda y relajante.

Póngase en contacto con su concesionario local de Volvo y registre su interés.

El ecosistema está formado por todos los componentes, servicios y personas responsables, por ejemplo, de supervisar y salvaguardar la función y la autonomía del camión y garantizar que los clientes puedan realizar sus entregas de forma fiable. Esto incluye aspectos como la carga, planificación del mantenimiento y diagnóstico remoto del camión y servicios de software para optimizar las rutas y la autonomía.

Entregamos los primeros camiones totalmente eléctricos a los clientes en 2018, pero comenzamos a vender camiones híbridos que funcionan con una combinación de electricidad y otros combustibles mucho antes. Otras divisiones del Grupo Volvo, en concreto Volvo Buses, tienen una amplia experiencia en vehículos eléctricos.

Nuestros camiones eléctricos comparten la misma plataforma que nuestras otras líneas motrices y cumplen los mismos altos estándares de calidad. El personal altamente capacitado de Volvo ayudará a los clientes a configurar sus camiones para que cumplan sus requisitos específicos y brindará apoyo especializado mientras el camión esté en funcionamiento. Las baterías y el estado general de los camiones se supervisan constantemente para poder identificar a tiempo cualquier medida que deba tomarse durante la próxima visita de mantenimiento.

Las soluciones de carga eficientes son la clave para poder utilizar un camión eléctrico de la forma más eficaz posible. Apoyaremos a nuestros clientes brindándoles experiencia, orientación y soluciones completas. En 2021 se presentarán más detalles de las diferentes ofertas.

Para la carga de CC mediante CCS2 de hasta 250 kW (600 - 750 V) y para la carga de CA mediante un tipo 2 de hasta 43 kW.

Negocios

Los bajos niveles de emisiones de CO2, partículas y ruido permiten el transporte de mercancías en zonas de emisión cero y en momentos en los que normalmente no se pueden utilizar camiones con líneas motrices tradicionales. Esto puede permitir más entregas y más rápidas durante un turno. Junto con la falta de gases de escape, esto permite mejores condiciones de trabajo para los conductores y un menor impacto ambiental. Además, las mercancías se pueden entregar dentro de los edificios. La experiencia de conducir camiones eléctricos también es más positiva gracias a unos niveles de vibración más bajos y una respuesta de aceleración más rápida.

Los camiones totalmente eléctricos son ideales para transportar mercancías dentro y alrededor de las ciudades en rutas predefinidas que incluyen un regreso a la base de operaciones al final de la jornada laboral para cargar. 

La distribución, construcción urbana y recogida de basuras (a menudo para gobiernos municipales) son ejemplos de segmentos que han sido los primeros en emplear camiones eléctricos. Pero la capacidad de los camiones de gran tonelaje de Volvo ahora también permite transportar mercancías entre ciudades.

La electrificación, en forma de vehículos de batería eléctrica y célula de combustible, será posible cada vez en más segmentos. Por el momento, las principales excepciones son el transporte de larga distancia, debido a la falta de infraestructura de carga y las aplicaciones de transporte de gran tonelaje del sector de la madera, la construcción y la minería.

Inicialmente los camiones eléctricos supondrán una inversión superior a la de los modelos diésel equivalentes. Sin embargo, estamos en una fase de transición entre los combustibles fósiles y las soluciones de transporte sostenible a largo plazo y se espera que el coste de las nuevas tecnologías disminuya con el tiempo debido a la mejora de las economías de escala. 

Las grandes empresas de transporte, en especial, están comenzando a sentir la presión de sus compradores de servicios de transporte y de los consumidores finales para ofrecer soluciones de transporte sostenibles. Cada vez más empresas desean reducir sus emisiones de CO2 y contribuir a una sociedad más sostenible. Están surgiendo nuevas oportunidades de negocio para las empresas que desean poder transportar mercancías a lugares y en horas que no son posibles con los camiones de combustibles fósiles. Un número cada vez mayor de ciudades está introduciendo zonas de cero emisiones en las que solo se permiten vehículos eléctricos. También se está debatiendo aplicar impuestos que ayudarán a la transición a una sociedad sin emisiones de CO2.

Todas nuestras soluciones de pago existentes estarán disponibles para nuestros vehículos eléctricos: pago en efectivo, leasing y alquiler. Se adaptarán a las necesidades de cada cliente individual. 

Los camiones eléctricos semipesados Volvo FL y FE y el Volvo VNR norteamericano están disponibles bajo pedido. Póngase en contacto con su representante de Volvo Trucks local para obtener más información. Nuestros camiones eléctricos europeos de gran tonelaje se ofrecerán a partir de 2021. Si tiene alguna consulta sobre estos productos, siga este enlace.

El inicio de la producción de los camiones de gran tonelaje Volvo FM, FMX y FH europeos está previsto para 2022. Los camiones eléctricos semipesados Volvo FL y FE y el Volvo VNR norteamericano ya están en producción en masa. Póngase en contacto con su representante de Volvo Trucks para obtener más información. 

El plazo de amortización depende en gran medida del segmento y del mercado. Los camiones eléctricos también pueden generar nuevas oportunidades de negocio. Su viabilidad económica aumentará con el tiempo gracias a las economías de escala y a medida que maduren los diferentes segmentos. Por ejemplo, los incentivos y la legislación están haciendo que el uso de camiones eléctricos para la distribución y la recogida de basuras en el centro urbano sea mucho más atractivo. Los bajos costes variables permitirán una mayor rentabilidad cuanto más se use el camión. Una vez amortizada la elevada inversión inicial, los bajos costes variables de los camiones eléctricos tendrán un impacto positivo en la rentabilidad.

La rentabilidad depende en gran medida del tipo de transporte. Los camiones eléctricos tienen un coste inicial más alto, pero también ofrecen nuevas oportunidades para que las empresas de transporte mejoren la productividad y abran nuevas áreas de negocio. Por ejemplo, pueden operar en horas de menor actividad y satisfacer las necesidades de las autoridades de las ciudades y de otros clientes de manera más eficaz que sus competidores. Los bajos costes variables permitirán una mayor rentabilidad cuanto más se use el camión. Una vez amortizada la elevada inversión inicial, los camiones eléctricos tienen unos bajos costes variables que también tienen un impacto positivo en la rentabilidad.

Póngase en contacto con su proveedor de energía local para obtener más información sobre las opciones disponibles.

Lo ideal es que los camiones eléctricos se carguen durante la noche en su base de operaciones para mantener los costes de energía al mínimo. Además, debe planificar las rutas cuidadosamente para aprovechar al máximo la capacidad de energía disponible. Por lo demás, se aplican las mismas consideraciones que para otros tipos de camiones. Debe asegurarse de que el vehículo esté configurado para el trabajo y también conducir de un modo económico y establecer un plan de mantenimiento para garantizar el mejor rendimiento y disponibilidad posibles.

Los camiones eléctricos semipesados Volvo FL y FE y el Volvo VNR norteamericano están disponibles bajo pedido. Póngase en contacto con su representante de Volvo Trucks local para obtener más información. Nuestros camiones eléctricos europeos de gran tonelaje se ofrecerán a partir de 2021. Si tiene alguna consulta sobre estos productos, siga este enlace.

La mayoría de los países de la UE ofrecen algún tipo de incentivo para promover el uso de una tecnología más respetuosa con el medio ambiente, por ejemplo, los camiones eléctricos. Póngase en contacto con su representante local de Volvo Trucks en su país para obtener más información. 

Los costes de la energía varían mucho entre los diferentes países. En general, es más barato cargar un camión durante la noche y en su base de operaciones. Póngase en contacto con su proveedor de energía local para encontrar la mejor solución desde una perspectiva financiera y medioambiental.

Es probable que los BEV (vehículos eléctricos a batería) constituyan un gran porcentaje del transporte urbano y regional en el futuro, debido a sus ventajas financieras y medioambientales. Es seguro decir que la movilidad eléctrica está aquí para quedarse. La tecnología está totalmente probada en autobuses, automóviles y otra maquinaria. La opinión generalizada entre el sector del transporte es que los camiones eléctricos a batería y los camiones eléctricos de hidrógeno para distancias largas desempeñarán un papel vital en la transición hacia un futuro libre de combustibles fósiles.

Sí, seguiremos ofreciendo una gama de diferentes líneas motrices y sugeriremos la solución más adecuada para cada cliente individual y ubicación geográfica. Suministraremos una serie de camiones con motores de combustión con un consumo cada vez menor, camiones que funcionan con gas y camiones totalmente eléctricos y de células de combustible. 

Ofrecemos nuestros camiones eléctricos con contratos Oro de Servicio y Mantenimiento, lo que significa que el coste de mantenimiento estará incluido en el coste total de propiedad. Nos aseguraremos de que el coste total de propiedad sea competitivo.

Esto depende de la aplicación y la especificación del vehículo. Las baterías añaden peso extra y, para ayudar a compensarlo, la UE está permitiendo una MMS adicional de hasta 1 tonelada. La decisión y la implementación dependen de cada país en particular.

En general, para poder realizar la comparación es necesario tener en cuenta el coste total de propiedad. Los camiones eléctricos a menudo también ofrecen nuevas oportunidades de negocio, ya que pueden transportar mercancías a lugares y en horas que no son posibles con los camiones de combustibles fósiles. Un número cada vez mayor de ciudades está introduciendo zonas de cero emisiones en las que solo se permiten vehículos eléctricos. El cambio a los camiones eléctricos supone una mayor inversión inicial para la empresa de transporte, seguida de costes de funcionamiento considerablemente más bajos. La idoneidad de la solución debe analizarse junto con los clientes locales. Además, creemos que la inversión inicial comenzará a reducirse a medida que aumenten los volúmenes y el coste de las baterías disminuya con el tiempo. 

En 2019, iniciamos la fabricación del Volvo FL Electric y del Volvo FE Electric en Europa y las ventas del Volvo VNR en Norteamérica, a finales de 2020. Las ventas de los modelos de gran tonelaje europeos comenzarán en 2021 y la fabricación en masa comenzará en 2022. 

Explore nuestra oferta de camiones eléctricos

¿Quiere obtener más información sobre cómo pasarse al transporte eléctrico?

¿Tiene más preguntas?

Su concesionario local de Volvo Trucks tendrá la respuesta. Visítele, llámele o pídale que le visite a usted.