Camiones

ESPAÑA

×

No deje que el terreno le detenga

Movilidad extrema del Volvo FMX

Cuando el barro o la arena han invadido la carretera, la única manera de evitar problemas es seguir moviéndose. Un eje motriz delantero con control automático de tracción (ATC) y hasta 300 milímetros de distancia al suelo aseguran que pueda hacer exactamente eso. En el Volvo FMX en configuraciones de 4×4, 6×6, 8×6 y 10×6, esta función activa automáticamente el eje delantero en el momento exacto en que lo necesita y lo desactiva cuando no lo necesita. Existe una amplia gama de opciones para que su Volvo FMX le facilite la vida en terrenos difíciles.

Eje delantero motriz

Puede obtener su Volvo FMX con un eje delantero motriz en una configuración 4×4, 6×6, 8×6 o 10×6, para asegurarse de que el terreno desafiante no le detenga. El eje delantero motriz se coloca para aportar al camión un mejor ángulo de ataque. Está diseñado para que sea resistente y aerodinámico. La barra paralela detrás del eje con muñón central está integrada, de modo que la sólida carcasa del eje sea el punto más bajo del vehículo y se mejore considerablemente la distancia al suelo cuando el camión esté completamente cargado.

Suspensión neumática trasera

Nuestra suspensión neumática trasera diseñada para camiones de construcción le ofrece hasta 300 milímetros de distancia al suelo. Los componentes de amortiguación, los fuelles neumáticos y los estabilizadores se colocan en la parte superior del eje motriz. Resultado: la misma distancia al suelo que con la suspensión de ballestas pero con la comodidad y la eficacia que ofrece la suspensión neumática. Una presión sobre el eje trasero optimizada en cada eje implica una mejor tracción. La suspensión neumática también produce menos vibraciones en el camión. La comodidad y la mayor velocidad media resultantes aumentarán su productividad (un aumento de 5-10 km/h en nuestras pruebas). Y la reducción de los daños ocasionados por las vibraciones aumentará su tiempo de actividad.

Preparado para ir a cualquier lugar

Al arrancar en pendientes ascendentes, la ayuda de arranque en pendientes puede mantener el camión parado en ángulo, mientras que la cadena cinemática genera par. Si se queda atascado, la oscilación es una función de I-Shift con la que puede hacer que el camión oscile hacia delante y hacia atrás pisando el acelerador hasta que el camión quede liberado.

¿Necesita avanzar por terrenos irregulares?

Póngase en contacto con su concesionario para personalizar un camión que le lleve hasta el final.