Camiones

ESPAÑA

×
Cómo Volvo Trucks determina la seguridad del vehículo del futuro
La Seguridad Activa es el paso siguiente de Volvo Trucks para conseguir la seguridad en carretera y cero accidentes. En el nuevo centro de pruebas de AstaZero en Suecia podrá ver cómo se desarrollan los sistemas de vehículos inteligentes.
Maniquí de pruebas de impacto en AstaZero.

AstaZero es la primera instalación de pruebas a escala completa del mundo para la seguridad activa. Aquí se prueban los camiones Volvo usando maniquíes para pruebas de colisión y otros vehículos en condiciones lo más parecidas posible a las situaciones de tráfico real.

A pesar de ser mediodía, el tráfico de Nueva York es bastante tranquilo. Un barrio en el distrito de Harlem está desierto y en silencio, como una ciudad fantasma. Anna Wrige Berling, coordinadora de seguridad del Departamento de investigación y tecnología avanzada, observa a través de una ventana una intersección en la que un camión Volvo FH pesado de 30 toneladas gira a la derecha. De repente, un niño pequeño corre hasta el medio de la calle.

El chirrido de los neumáticos rasga el aire, pero no hay ninguna colisión. El camión se detiene a unos centímetros del petrificado chico.

“Un escenario muy posible en el tráfico de la ciudad”, dice Anna Wrige Berling tranquilamente mientras sale a la calle y comprueba la distancia entre el chico y el camión.

Esta vez no había motivo para alarmarse. El chico es solo un muñeco de espuma y el distrito de Harlem es un decorado. El camión está controlado por un sistema robótico. 

Estamos en AstaZero, justo a las afueras de Borås, una ciudad del sur de Suecia. Es el primer entorno de pruebas a escala completa del mundo para probar los sistemas de seguridad activa. Las instalaciones se inauguraron en agosto de 2014 y aquí es donde Volvo Trucks espera reforzar su posición como líder mundial de tecnología de seguridad activa y vehículos inteligentes. La investigación a menudo es crucial. Según el Informe sobre la situación mundial de la seguridad vial más reciente de la OMS, alrededor de 1,2 millones de personas mueren cada año en accidentes de tráfico en todo el mundo.

En cuanto al entorno urbano de AstaZero, existen todo tipo de carreteras con tráfico en una infraestructura moderna. Una autovía de 5,7 km de longitud recorre toda la zona. En el centro hay una pista de aceleración de 700 metros de longitud con cuatro carriles que conducen a una zona de alta velocidad. Un mar de asfalto.

Los accidentes se producen a menudo porque el conductor no presta atención. El factor humano influye en nueve de cada diez accidentes en la actualidad; de ahí la necesidad de la seguridad activa.

El acceso a esos entornos naturales de tráfico para realizar pruebas es vital para el desarrollo de futuros sistemas de seguridad por parte de Volvo Trucks. Los sistemas de seguridad activa son muy complejos y requieren pruebas avanzadas antes de que su uso se considere completamente seguro.

“Aquí podemos ver dónde están los límites en condiciones completamente seguras. Durante el proceso de desarrollo, debe permitirse que el sistema falle y se golpee un coche hinchable o un maniquí de pruebas de choque. Queremos conducir con el robot, para mejorar la precisión y la capacidad de repetición de las pruebas. En un entorno de tráfico en tiempo real esto no sería posible”, afirma Anna Wrige Berling. 

 

Prueba de camiones en AstaZero.

A diferencia de los sistemas de seguridad pasiva, tecnologías tales como los cinturones de seguridad y los airbags que nos protegen cuando el accidente ya se ha producido, los sistemas de seguridad activa deben minimizar el riesgo de que se produzca dicho accidente.

“Los accidentes se producen a menudo porque el conductor no presta atención. El factor humano influye en nueve de cada diez accidentes en la actualidad; de ahí la necesidad de la seguridad activa. Y con esto no queremos decir que los conductores suelan tener la culpa, sino que las situaciones de tráfico pueden ser muy complejas. Normalmente nos referimos a este concepto como sistema de asistencia al conductor, que compensa el factor humano”, afirma Anna Wrige Berling, que también tiene experiencia como líder del Equipo de investigación de accidentes de Volvo. 

Volvo Trucks ha dedicado recientemente una gran cantidad de tiempo en AstaZero al proyecto de investigación "Non-hit car and truck" (coches y camiones sin colisiones). El proyecto es una colaboración con Volvo Cars y en él, los vehículos, mediante cámaras y sensores de radar, exploran el entorno urbano para evitar la colisión con objetos blandos que pueden ser difíciles de detectar para el conductor del camión, tales como ciclistas y peatones.

Aunque las innovaciones probadas en AstaZero parezcan de ciencia ficción, la tecnología es muy real. Las pruebas de "Non-hit car and truck" han ofrecido resultados muy prometedores hasta la fecha.

“Aún quedan muchas pruebas por hacer antes de que esté listo para su introducción en el mercado, pero ya hay muchos sistemas de seguridad inteligente en tráfico. A partir de noviembre de 2015, será un requisito legal en muchos países que haya ciertas aplicaciones de seguridad activa en los nuevos camiones que se fabriquen”, afirma Anna Wrige Berling.

Ya hace tiempo que Volvo Trucks tiene sistemas de seguridad activa estandarizados que cumplen los requisitos legales.

Ningún camión Volvo debería verse implicado en un accidente. Este es el objetivo último. Se puede sonreír y decir que es algo que nunca va a suceder, pero cero es la única cifra aceptable y, por lo tanto, nos esforzamos por lograrla.

El sistema más reciente y comentado, el Aviso de colisión con frenada de emergencia, también consiste en una combinación de radar y cámara. Cuando el sistema detecta vehículos delante que están detenidos o se mueven lentamente, el conductor recibe una alerta mediante señales acústicas y luminosas. Si no hay ninguna reacción por parte del conductor, el sistema frena por sí mismo; primero suavemente y después totalmente hasta que el camión se detenga por completo y se evite la colisión.

La denominada Asistencia para permanencia en el carril, que alerta con un zumbido si el conductor cruza involuntariamente una línea de señalización vial es un sistema de Volvo que ya cumple los requisitos legales.

Sin embargo, a pesar de los avances tecnológicos, no es la respuesta completa al problema de seguridad en la carretera. “Debemos ser humildes y reconocer que la seguridad del tráfico en la carretera no se basa totalmente en la tecnología, también es un problema social”, afirma Carl Johan Almqvist, Director de seguridad de productos y tráfico de Volvo Trucks.

 

Prueba de aviso de colisión.

Según el informe de la OMS, en los últimos años varios países han reducido el número de accidentes de tráfico. Un factor esencial es que la tecnología ha mejorado la seguridad de los vehículos, otro han sido los esfuerzos a nivel nacional mediante la visión de cero accidentes. Volvo Trucks tiene su propia visión de cero accidentes.

“La cabina del camión es un entorno de trabajo muy seguro si se usa un cinturón de seguridad, pero también queremos actuar sobre el exterior de la cabina e incluir a otros usuarios de la carretera en nuestra visión de la seguridad. Ningún camión Volvo debería verse implicado en un accidente. Este es el objetivo último. Se puede sonreír y decir que es algo que nunca va a suceder, pero cero es la única cifra aceptable y, por lo tanto, nos esforzamos por lograrla”, afirma Carl Johan Almqvist.