Reparto de productos refrigerados

Hace veinte años, Mark Clare compró un negocio de reparto de leche y montó su empresa con tan solo un camión. Actualmente, su compañía se considera uno de los principales proveedores de productos congelados y con control de temperatura de Irlanda.
Mark Clare

Poco después de adquirir su primer camión de reparto, Mark Clare se dio cuenta de que en el mercado irlandés no se ofrecía ningún servicio de distribución de productos refrigerados y congelados.

Como propietario y director gerente de Clare Distribution Services, Mark Clare es un hombre ocupado. Ahora dispone de camiones que operan en los 32 condados de Irlanda y circulan por lugares de todo tipo, desde las congestionadas vías urbanas del centro de Dublín, hasta los tranquilos parajes de la campiña irlandesa. Aunque cuenta con un total de 95 empleados, Mark sigue estando muy implicado en la actividad diaria de su empresa. Después de dos décadas, sigue disfrutando del ajetreo cotidiano.

 

Volvo FL en Dublín

Conducir por el centro de Dublín resulta complicado al existir una estrecha interacción entre los camiones, los coches, los ciclistas y los peatones. Por eso, CDS utiliza el Volvo FL para su distribución urbana.

“En mi empresa adopto un enfoque práctico y siempre voy allá donde me necesiten: ya sea para realizar un seguimiento de una oportunidad de negocio o para montarme en un camión y sustituir a un conductor. No obstante, lo que más me gusta es poder ofrecer un buen servicio encontrando las soluciones que mejor se ajusten a las necesidades de nuestros clientes y hacer todo lo posible por superar sus expectativas”, comenta.

A medida que la empresa fue creciendo, nos dimos cuenta de que no tenía sentido trabajar con camiones de segunda mano, ya que su mantenimiento implicaba periodos de inactividad.

Mark Clare, propietario y director gerente

Clare Distribution Services

Mark Clare con sus empleados

Mark Clare gestiona su empresa basándose en una política de puertas abiertas. “Escucho a mis empleados e intento poner en práctica sus ideas.

Mark Clare se convirtió en el propietario de la flota de distribución de alimentos independiente más grande de Irlanda, en cierto modo, por casualidad. Después de terminar sus estudios en 1986, empezó a trabajar como encargado en unos grandes almacenes. Allí aprendió lo importante que es tener don de gentes y ofrecer un buen servicio al cliente. En esa época, su padre regentaba una empresa de reparto de leche y, durante un breve periodo de tiempo en el que este se ausentó por enfermedad, Mark se encargó de gestionar el negocio. Al darse cuenta de lo mucho que disfrutaba haciendo repartos a primera hora de la mañana, Mark decidió montar su propio negocio junto al de su padre y así nació CDS en 1997. Mark no tardó mucho en darse cuenta de que en el mercado no se ofrecía ningún servicio de distribución de productos refrigerados y congelados, y ahí fue donde comenzó a gestarse el éxito del que goza actualmente su empresa.

“Cuando realizaba los repartos de leche, la gente no paraba de preguntarme si conocía a alguien en el sector que pudiera hacer entregas de productos refrigerados a grandes almacenes. Mi mujer Ann-Marie y yo hablamos sobre este asunto y decidimos invertir en nuestro primer vehículo con control de temperatura dual. Fue una gran decisión, ya que enseguida empezamos a recibir tantos pedidos que el reparto de leche pasó a ser un trabajo a tiempo parcial”, recuerda Mark Clare.

Entrega nocturna

Los conductores que realizan sus repartos por el centro de Dublín comienzan a primera hora de la mañana, antes de que haya demasiado tráfico.

La empresa fue creciendo cada vez más y en 2001 Aryzta Foods, el proveedor de pan precocido más importante del país, se convirtió en uno de sus principales clientes. CDS ha ido creciendo junto a ellos a lo largo de los años y ha visto cómo su flota se ha duplicado y se ha ido renovado hasta alcanzar un nivel impecable. Actualmente, todos los vehículos de Mark están equipados con control de temperatura, la mayoría de ellos con un sistema dual, y tienen una media de menos de cinco años de antigüedad.

“Antes de empezar a trabajar con Aryzta Foods, no nos podíamos permitir comprar camiones nuevos, así que usábamos camiones de segunda mano de diferentes marcas. A medida que la empresa fue creciendo, nos dimos cuenta de que no tenía sentido trabajar con camiones de segunda mano, ya que su mantenimiento implicaba periodos de inactividad”, comenta.

Mark y Ann-Marie Clare

Mark Clare fundó CDS junto a su mujer Ann-Marie. “A nivel personal, me siento muy afortunado, ya que mi mujer y yo nos queremos mucho”.

Mark se reunió primero con varios fabricantes antes de decidirse a colaborar con Volvo Trucks y realizar sus primeros pedidos de modelos Volvo FE y FL.

“Enseguida nos dimos cuenta de que estos camiones ofrecían un magnífico rendimiento y resultaban perfectos para nuestras operaciones urbanas gracias a su facilidad de maniobra por calles estrechas. Así que volvimos a por más camiones y decidimos que el Volvo FL se convertiría en nuestro camión de distribución urbana. Actualmente, nuestra flota está compuesta en un 90 % por camiones Volvo, así que la marca Volvo también se ha convertido en nuestra marca”.

Saludo a un cliente

Lo primero en lo que Mark Clare se fija a la hora de contratar nuevos conductores es si tienen don de gentes.

Mark Clare

Mark Clare, propietario y director gerente de Clare Distribution Services.

La elección de un camión de distribución urbana resultó crucial para CDS, ya que conducir por el centro de Dublín es complicado. Siempre hay mucho tráfico y una gran interacción entre los camiones, los coches, los ciclistas y los peatones, y los conductores de CDS tienen unos plazos de entrega muy ajustados. Con la distribución de alimentos, no hay segundos intentos de entrega, y para poder realizar 35 entregas al día, a los conductores les tiene que resultar sencillo entrar y salir de sus camiones y circular por las estrechas calles urbanas. A parte de superar las dificultades que presente la conducción, los conductores también deberán actuar como embajadores de la marca, no solo para CDS, sino también para todos sus clientes. Por lo tanto, suelen realizar la misma ruta para establecer una relación personal con los empleados de cada tienda.

No es un trabajo de una sola persona; nuestro éxito se debe a todos los que forman parte de la empresa.

Mark Clare, propietario y director gerente

Clare Distribution Services

“A la hora de contratar nuevos conductores, lo primero en lo que nos fijamos es si tienen don de gentes. Los conductores son nuestros embajadores y también los embajadores del producto de nuestros clientes. Deben relacionarse con los empleados que atienden los mostradores de delicatessen y con los encargados de las tiendas, y asegurarse de que estos queden satisfechos con nuestras entregas. Por eso ofrecemos muchos cursos a nuestros conductores y nos aseguramos de que sepan perfectamente lo que se espera de ellos en cuanto a servicio al cliente y habilidades de conducción”.

Entregas en Dublín

Desde el primer día, su objetivo ha sido ofrecer un magnífico servicio y Mark cree que el éxito de su empresa se debe principalmente al deseo de complacer a los clientes siendo flexibles y adaptándose a sus necesidades. 

“No fabricamos ni producimos nada; somos una empresa basada en el servicio al cliente. Y como tal, debemos esforzarnos por mejorar día a día. Vemos cómo están cambiando las necesidades de nuestros clientes y nos esforzamos constantemente por adaptarnos a ellas. Para nosotros, es fundamental que nuestro servicio se mantenga al máximo nivel para poder cumplir con nuestras obligaciones y compromisos con nuestros clientes”, comenta.

Cruzando el río Liffey

Uno de los camiones de CDS cruza el puente Samuel Beckett, sobre el famoso río Liffey de Dublín

Aparte de tener una clara visión de lo que desea alcanzar en la empresa y contar con unos buenos procesos y unos magníficos camiones, Mark considera que un importante factor que explica el éxito de su negocio es la importancia que da a escuchar a sus empleados y tener siempre en cuenta sus sugerencias y opiniones.

“Tengo en plantilla a algunos de los mejores profesionales del sector y todos ellos han aportado a CDS sus cualidades y habilidades individuales, por lo que los buenos resultados se han obtenido en gran parte gracias a ellos. No es un trabajo de una sola persona; nuestro éxito se debe a todos los que forman parte de la empresa. Así que, cuando hace un par de meses nos concedieron el premio "National Haulier of the Year 2017" al mejor transportista nacional de 2017, nos produjo una inmensa alegría a todos. Todas las horas de trabajo, los días interminables y nuestro gran esfuerzo... todo ello se vio recompensado esa noche delante de otras 800 personas que también trabajan en el sector”, comenta Mark Clare con una amplia sonrisa.

CDS

Historia: Clare Distribution Services (CDS) fue fundada en 1997 por Mark Clare con el objetivo de ofrecer un servicio de transporte de primer nivel y sin igual.

Servicios: La empresa está especializada en la distribución de productos con control de temperatura, incluidos productos congelados, refrigerados o conservados a temperatura ambiente, así como un pequeño porcentaje de productos farmacéuticos.

Contenido relacionado

Disponibilidad exprés en EE. UU.

Taylor White, vicepresidente de AMX, tiene muchos motivos para elegir Volvo. El nuevo Centro de tiempo de actividad de Greensboro, Carolina del Norte, ahorra tiempo y dinero a su empresa....

Cómo cambia el comercio electrónico el sector logístico de China

El comercio electrónico no solo está cambiando los hábitos de consumo en China, sino también su sector logístico. El tiempo de actividad y la eficiencia de repente son las claves....

El primer Volvo FH16 en Grecia

La crisis de la deuda griega supuso un duro golpe para el sector de la logística. A pesar de las dificultades, Marinos Vasilopoulos International Transport está creciendo....

Filtrar artículos

5 true 5