La electromovilidad simplificada. Los camiones eléctricos son una realidad.

Existe un enorme interés por los camiones eléctricos en el mercado y cierta curiosidad por conocer mejor las posibilidades de esta nueva tecnología electrificada y sus usos prácticos en la actividad diaria. La transición a la electromovilidad permitirá que el transporte de mercancías sea más silencioso, limpio y sostenible. El cambio a una nueva sociedad de transporte más sostenible conlleva nuevas consideraciones y también nuevas oportunidades.
Camiones eléctricos

Con Volvo Trucks, la transición es fluida

Volvo Trucks desea realizar la transición a la electromovilidad de una forma fluida. Se trataría de un planteamiento global; ofreceremos soluciones basadas en las necesidades particulares de cada cliente, como los ciclos de conducción, la capacidad de carga, el tiempo de actividad, la autonomía y otros parámetros. Siempre con el objetivo de ofrecer a los clientes unos índices de productividad y tiempo de actividad elevados. Con una perspectiva completa, ofrecemos la combinación adecuada de productos y servicios para optimizar las operaciones diarias. Esto lo respaldamos con la seguridad de una red de global de concesionarios.

Transición a la electricidad

¿Por qué optar por la electromovilidad?

Ciudades más silenciosas
El ruido genera tensiones para las personas y el medio ambiente. Los camiones eléctricos permiten reducir de manera significativa los niveles de ruido y la contaminación acústica. 

Aire urbano más limpio
La electromovilidad es un aspecto importante de las aspiraciones de Volvo Trucks por alcanzar su objetivo de cero emisiones, y colaboramos con ciudades de todo el mundo que buscan activamente mejorar su calidad del aire.

Mayor fluidez del tráfico
Los camiones más silenciosos permiten llevar a cabo una amplia variedad de tareas en horas de poco tráfico (por ejemplo, en las primeras horas de la mañana o incluso por la noche). Esto reduce la carga en las carreteras durante las horas con mayor densidad de tráfico.

Jornadas laborales optimizadas
Los camiones eléctricos hacen la vida más fácil a los conductores. Una conducción más silenciosa, combinada con cero emisiones, es la base para conseguir un entono de trabajo sustancialmente mejorado, tanto dentro como fuera del vehículo. Y, puesto que los camiones eléctricos ofrecen una potencia y par completos desde parado, y significativamente menos vibraciones inducidas en la línea motriz, también proporcionan una experiencia de conducción agradable.

Electromovilidad, Claes Nilsson, Volvo Trucks

Nos sentimos inmensamente orgullosos de presentar el primero de una gama de camiones Volvo totalmente eléctricos preparados para el tráfico ordinario. Con este modelo, vamos a permitir que aquellas ciudades que aboguen por un desarrollo urbano sostenible se beneficien de las ventajas del transporte en camiones eléctricos.

Claes Nilsson

Presidente de Volvo Trucks

Datos sobre la electromovilidad

Datos sobre Volvo FL Electric

  • Camión totalmente eléctrico para la distribución, la recogida de basuras y otras aplicaciones en condiciones urbanas, MMA de 16 toneladas.
  • Línea motriz: motor eléctrico de 185 kW, potencia máx./salida continua de 130 kW, caja de cambios de dos velocidades, eje de transmisión, eje trasero. Par máx. del motor eléctrico: 425 Nm. Par máx. del eje trasero: 20 kNm.
  • Almacenamiento de energía: 2-6 baterías de iones de litio, con un total de 100–300 kWh.
  • Alcance: hasta 300 km.
  • Carga: carga de CA a través de la red eléctrica (22 kW) o carga rápida en CC vía CCS/Combo2 para un máximo de 150 kW.
  • Tiempo de recarga: para cargar por completo una batería totalmente vacía: carga rápida en 1-2 horas (carga en CC), carga nocturna de hasta 10 horas (carga en CA) con una capacidad de batería máxima de 300 kWh.
  • Los dos primeros camiones Volvo FL Electric serán utilizados por la empresa de reciclado y recogida de basuras Renova y por la empresa de transporte TGM.
  • El proyecto Off Peak City Distribution (Distribución urbana fuera de las horas punta) ha analizado los efectos del transporte de mercancías durante la noche en el centro de Estocolmo. Al evitar las horas punta, los camiones podían llevar a cabo sus tareas de transporte en un tercio del tiempo en comparación con las operaciones diurnas.

Artículos relacionados