×

Cómo los camiones eléctricos de larga distancia ya pueden satisfacer gran parte de las necesidades de transporte actuales

Con las limitaciones actuales del alcance de los camiones eléctricos, muchos los descartan rápidamente como una opción viable para distancias más largas. Y, sin embargo, alrededor del 45 por ciento de las mercancías que se transportan en Europa hoy en día recorren distancias menores que esta, lo cual indica que los camiones eléctricos de largo alcance son capaces de hacer mucho más de lo que la gente piensa.
Cómo los camiones eléctricos de larga distancia ya pueden satisfacer gran parte de las necesidades de transporte actuales

A simple vista, es fácil ver por qué las personas pueden ser escépticas sobre el uso de camiones eléctricos para mayores distancias. Si un camión cubre hasta 600 km al día, es lógico que no pueda ser reemplazado por un vehículo con una autonomía máxima de 300 km. Sin embargo, si analizamos con más detalle las redes logísticas actuales vemos que, de hecho, ya existen muchas oportunidades para usar camiones eléctricos para operaciones de mayor duración gracias a las tecnologías actuales.

 

¿Por qué la autonomía de kilometraje de un camión eléctrico puede ser mayor de lo que piensa?

Según las estadísticas de Eurostat, alrededor del 45 por ciento de todas las mercancías transportadas por carretera en Europa recorren menos de 300 km. Esto indica que con una planificación y programación inteligente de las rutas, es posible transportar gran parte de estas mercancías con camiones eléctricos. Una investigación reciente de Volvo Trucks también ha demostrado que el 45 por ciento de los camiones utilizados en Europa cubren distancias diarias de menos de 350 km. A nivel internacional, el 33 % de los camiones recorren distancias diarias de 500 km o menos.
 

"Gran parte del transporte de medio alcance ya se puede realizar con camiones eléctricos en la actualidad", afirma Anders Grauers, profesor asociado de sistemas de vehículos híbridos y eléctricos de la Universidad Tecnológica de Chalmers. "El transporte de largo alcance más exigente aún no está preparado, principalmente debido a la falta de infraestructuras de carga públicas, a que las baterías son demasiado pequeñas y la potencia de carga de los camiones es demasiado baja. Pero es casi seguro que veremos camiones eléctricos de larga distancia, porque serán la solución más rentable. Esto se debe a que la electricidad es mucho más barata que el diésel".
 

Planifique su carga y aumente la autonomía del vehículo

La clave para aumentar la autonomía de un camión eléctrico más allá de su límite de 300 km es poder implementar oportunidades de carga en su planificación. Un cargador colocado estratégicamente, lo ideal es que sea en un lugar y en un momento en que el vehículo deba detenerse de todos modos, tiene un gran impacto en la autonomía de un camión.
 

"En Europa, los conductores están legalmente obligados a detenerse para tomar un descanso después de un máximo de cuatro horas y media y, en realidad, normalmente se toman un descanso después de 3 o 4 horas. Dado que la distancia recorrida durante este tiempo será inferior a 300 km, si puede encontrar un modo de cargar el camión durante el descanso del conductor, entonces será un método realmente eficaz de aumentar la autonomía del camión sin alargar su turno", afirma Henrik Engdahl, Director de desarrollo comercial de Volvo Trucks.
 

Inicialmente, las operaciones más factibles para los camiones eléctricos de largo alcance son las que se ciñen a las mismas rutas regulares, ya que permiten que los camiones se detengan en los mismos lugares. Por ejemplo, con dos estaciones de carga ubicadas estratégicamente, DHL Freight utiliza actualmente camiones eléctricos para transportar mercancías entre Gotemburgo y Jönköping, Suecia (una distancia de 150 km). Los camiones transportan una masa máxima en combinación de hasta 60 toneladas y recorren 450 km al día.
 

También en Suecia, una nueva estación de carga pública para camiones de gran tonelaje construida en el concesionario de Volvo Trucks de Helsingborg permitirá que los camiones eléctricos realicen dos viajes de ida y vuelta entre las ciudades de Gotemburgo y Malmoe, una distancia de 270 km. Según la ruta propuesta, un camión completamente cargado puede circular desde el puerto de Gotemburgo a Malmoe, dejar su remolque y aún tener suficiente energía para llegar a la estación de carga de Helsingborg (al norte de Malmoe y en la ruta de regreso a Gotemburgo). Después, necesitará 90 minutos para recargar, lo que coincide con el descanso del conductor, antes de poder regresar a Gotemburgo. Todo esto, incluido el descanso del conductor, se puede realizar durante un turno de ocho horas, antes de que un segundo conductor se haga cargo del vehículo y efectúe un viaje de regreso adicional el mismo día.
 

"Un camión que dependa de una carga nocturna se limitará a operar dentro de un radio de 120 km desde su base de operaciones, de modo que tenga un margen de seguridad para regresar antes de que se agote la batería", explica Henrik. "Pero tener acceso a una estación de carga adicional puede ampliar significativamente su área de operaciones y permitirle conducir aún más lejos".

Cuantas más estaciones de carga existan, más posibilidades habrá de aumentar el alcance

Muchos países ya han realizado inversiones a gran escala para garantizar un crecimiento rápido de la estaciones de carga públicas para camiones eléctricos de largo alcance en los próximos años. Por ejemplo, en Alemania, el proyecto HoLa contemplará la construcción de nuevas estaciones de carga para camiones de gran tonelaje en cuatro ubicaciones de la autopista A2 entre Berlín y la región del Ruhr.
 

En Suecia, el gobierno está financiando la construcción de  más de 100 estaciones de carga para camiones de gran tonelaje que finalizará en 2023. Cuando se complete la red planificada, permitirá que los camiones eléctricos operen en todo el país.
 

A largo plazo, Volvo Trucks forma parte de una empresa conjunta que planea instalar y operar al menos 1700 estaciones de carga cerca de autopistas y centros logísticos de toda Europa. Después de recopilar y analizar las coordenadas GPS de unos 400.000 camiones que operan en toda Europa, la ACEA (Asociación europea de fabricantes de automóviles) ha identificado más de 40.000 ubicaciones adecuadas para estaciones de carga, lo cual apoyaría la creación de una red en toda la UE.
 

Con la apertura de cada nueva estación de carga, las oportunidades de utilizar camiones eléctricos que ya están en funcionamiento crecerán exponencialmente. En los próximos años, también se espera que mejoren las capacidades de las baterías y la autonomía de los vehículos, pero incluso utilizando las tecnologías disponibles en la actualidad, en países donde se están realizando inversiones en infraestructura de carga pública, el potencial es mucho mayor de lo que muchos creen.
 

"Por kilómetro, es más barato cargar un camión eléctrico que comprar combustible para un camión diésel", afirma Anders Grauers. "En general, el coste de la electricidad es solo alrededor de una cuarta parte del coste del diésel. Incluso si el precio de la electricidad se duplicara, seguiría siendo más barato que el diésel. Eso significa que un camión eléctrico es más rentable cuanto más circula, por lo que deberá empezar a electrificar los camiones que más circulen".
 

Escuche más opiniones del profesor asociado Anders Grauers y cómo ve el futuro de los camiones eléctricos y el transporte de largo alcance, lo que incluye:

●      Qué aplicaciones de largo alcance es más probable que se electrifiquen primero.

●      Por qué es poco probable que el aumento de los precios de la electricidad ralentice la transición a la electrificación.

●      Por qué será tan importante la infraestructura de carga pública para los camiones eléctricos.

Vea la entrevista completa

Información relacionada