Camiones

ESPAÑA

×

Cálculo del verdadero impacto climático de un camión

| 3 minutos | 3 minutos
No siempre resulta fácil elegir cuál sería el vehículo más sostenible para su aplicación, pero puede ser mucho más sencillo con una evaluación del ciclo de vida. Esto se debe a que esta evaluación crea una imagen holística que considera el impacto ambiental a lo largo de la vida útil del vehículo.

La huella medioambiental de un vehículo no se limita al combustible que consume: implica también otra serie de factores, desde la extracción de las materias primas utilizadas en su producción hasta su desmantelamiento final. Solo después de realizar una evaluación del ciclo de vida (LCA) se puede ver el impacto climático completo de un vehículo.
 

Poner las emisiones en contexto
Un buen ejemplo que ilustra el valor que tiene una evaluación del ciclo de vida es la reciente preocupación sobre el impacto medioambiental de las baterías de iones de litio. El proceso de producción de las celdas de la batería consume mucha energía y, por tanto, el impacto climático de producir un vehículo eléctrico es significativamente mayor al de su equivalente diésel. 

Sin embargo, en el contexto de una evaluación del ciclo de vida completa, la diferencia entre los dos es insignificante. Sobre todo para el vehículo diésel, que emitirá muchas más emisiones de CO2 al ponerse en marcha. Si el camión eléctrico funciona con electricidad generada a partir de una fuente renovable, su impacto climático será menor que el de un camión diésel al cabo de tan solo un año.

 

Adaptarse a un mundo cambiante
Muchas de las variables que intervienen en una evaluación del ciclo de vida cambian continuamente. Existen incentivos para hacer que la producción de celdas de batería genere menos emisiones de carbono, así como diversas iniciativas para dar una segunda vida a las baterías antiguas. Todas ellas tienen la capacidad de influir en el impacto medioambiental general de un camión eléctrico.

La fuente de energía es un factor importante en la evaluación del ciclo de vida de un vehículo. Por ejemplo, el impacto climático de un camión eléctrico difiere considerablemente si funciona con electricidad generada a partir de carbón en lugar de a partir de un combustible renovable como la energía hidráulica, solar o eólica.

 

La evaluación del ciclo de vida de un camión eléctrico que funciona con electricidad de una fuente renovable mostrará un impacto climático muy bajo.

Por esta razón, la transformación del sector del transporte es una parte muy importante de la transformación energética. A medida que los combustibles renovables estén disponibles en un grado mucho mayor, cada vez serán más las personas que podrán maximizar los beneficios climáticos de los camiones eléctricos. Y en el futuro, también de los camiones de hidrógeno.

Para aportar claridad y asesoramiento sobre el tema, se puede consultar Calculadora de huella ambiental de Volvo Trucks que está disponible en línea. En un principio, utilizamos esta herramienta y esta información para ayudarnos a establecer objetivos y estrategias para el desarrollo de nuevos camiones. Y seguimos utilizándola para ello, pero ahora también queremos compartirla para asesorar a los clientes sobre las diferentes alternativas y tecnologías que tienen disponibles, de forma que puedan encontrar la mejor solución para ellos.

En última instancia, una evaluación del ciclo de vida es un proceso continuo y uno de los factores más importantes son las circunstancias y necesidades únicas del cliente. Si el cliente tiene a su disposición biogás, una excelente solución para él sería un camión que funciona con gas. En cambio, si tiene acceso a instalaciones de carga en un país con electricidad renovable, la mejor opción sería un camión eléctrico con batería. Con nuestra calculadora, realmente puede comparar y ver también las mejoras y los pasos que puede tomar con el tiempo.


Pruebe la calculadora de impacto medioambiental de Volvo Trucks

Noticias relacionadas