Trucks

×

7 mitos comunes sobre las baterías de los camiones eléctricos

| 5,5 min | 5,5 min
En la actualidad, existen muchos conceptos erróneos y malentendidos con respecto a los camiones eléctricos. Muchos de ellos se centran en las baterías y su impacto ambiental. Para poder tomar decisiones e inversiones bien informadas, es importante saber distinguir los hechos de los mitos.
Volvo FM Electric conduciendo por un túnel
A medida que la electrificación del transporte y la gama de vehículos de gran tonelaje de cero emisiones siguen extendiéndose, es importante comprender la sostenibilidad de las baterías de los camiones.

Transformar el sector del transporte de manera sostenible para cumplir con el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático es un desafío y exigirá tanto decisiones gubernamentales como normativas durante la próxima década. Mientras, sigue extendiéndose la electrificación del transporte y la gama de modelos de vehículos de gran tonelaje con cero emisiones. Las baterías son una parte importante de todo ello, pero ¿hasta qué punto son sostenibles?
 

A continuación, se indica una lista de mitos comunes sobre las baterías de los camiones eléctricos:
 

1. Las baterías de los camiones eléctricos tienen un impacto climático tan alto en comparación con los camiones diésel, que todavía no merece la pena invertir en camiones eléctricos.

El impacto climático de un camión eléctrico es muy bajo cuando está en uso, pero ligeramente mayor durante su fabricación. Esto se debe a que el proceso de producción consume más energía y, por tanto, el impacto climático de producir un vehículo eléctrico es significativamente mayor al de su equivalente diésel. Pero si el camión eléctrico con batería funciona con electricidad generada a partir de una fuente renovable, su impacto climático será menor que el de un camión diésel tras recorrer solo 100 000 km, una distancia que con frecuencia se realiza en solo un año.

 

 

Por eso, es importante realizar una evaluación del ciclo de vida que tenga en cuenta el impacto medioambiental a lo largo de la vida útil total del vehículo y no solo de la fase de producción. Al mismo tiempo, se están realizando inversiones para producir baterías con energía 100 % renovable y, en los últimos años, se ha logrado un gran progreso medible.

2. La disponibilidad limitada de energía ecológica significa que la carga de vehículos eléctricos no será respetuosa con el medio ambiente.

El beneficio climático de un vehículo eléctrico depende del acceso a la electricidad ecológica. No supondrá ningún beneficio climático en países sin acceso a electricidad ecológica. Pero hay varios otros factores medioambientales importantes que deben tenerse en cuenta con los vehículos eléctricos. Por ejemplo, la ausencia de emisiones de gases de escape, la reducción del ruido, el mejor entorno de trabajo, la importante mejora de la calidad del aire local y la posibilidad de transportar mercancías en zonas de cero emisiones.

 

Y la accesibilidad a la electricidad ecológica en todo el mundo está aumentando. En 2020, la cuota de energías renovables en la UE aumentó hasta el 37 % desde 34 % en 2019 y la cuota mundial de energías renovables fue del 29 %, en comparación con el 27 % en 2019. En 2021, el incremento de la electricidad renovable se aceleró más rápido que nunca en todo el mundo. Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), las energías renovables representarán casi el 95 % del aumento de la capacidad energética mundial hasta 2026.

3. No se pueden reutilizar y reciclar las baterías de los camiones eléctricos.

Ambas cosas son posibles en la actualidad y el desarrollo y las inversiones en esta área están aumentando junto con los volúmenes de baterías. También existen nuevas legislaciones en todo el mundo, entre las que se incluye la Directiva de Baterías en Europa, que estipula la responsabilidad de un productor en lo que respecta a la reutilización y el reciclaje. Una vez que la capacidad de la batería de un camión llegue a un umbral determinado, se puede utilizar en una ruta en la que una autonomía más reducida sea suficiente o se puede trasladar a un vehículo con operaciones más ligeras.

 

Cuando la capacidad de la batería haya descendido por debajo de la capacidad de uso, existen varias opciones. Por ejemplo, la batería se puede reacondicionar para dejarla como nueva. También se espera que la restauración de la batería o su reutilización en el almacenamiento de energía residencial o industrial sea una aplicación importante. El reciclaje será el último paso para aprovechar los valiosos materiales de la batería.   

4. Es mejor esperar a futuras inversiones en camiones ecológicos o hasta que los camiones accionados con celdas de combustible de hidrógeno sustituyan a los camiones eléctricos con batería.

Un vehículo eléctrico con batería y un vehículo eléctrico con tecnología de pila de combustible se complementan entre sí, y ambas tecnologías serán necesarias para afrontar los retos que se avecinan. Las mejores soluciones difieren entre los distintos tipos de transporte, las necesidades de los clientes y las condiciones previas locales, como la infraestructura.

Para las tareas que consumen más energía, como cargas pesadas y transporte de larga distancia, los camiones eléctricos con celdas de combustible de hidrógeno son una alternativa de cero emisiones que responde a la demanda a largo plazo de productividad y sostenibilidad. Sin embargo, los camiones eléctricos de celda de combustible aún no están totalmente disponibles, si bien lo estarán cada vez más en los próximos años. Los camiones eléctricos de batería, en cambio, ya son muy competitivos y en unos pocos años pueden ser más rentables que los camiones diésel.

La capacidad energética de las baterías es un factor importante en lo que se refiere a la autonomía del vehículo eléctrico con batería. Con el desarrollo continuo de baterías y una infraestructura de carga en aumento, una gran parte del transporte de mercancías en Europa se puede realizar en la actualidad con camiones eléctricos con batería. Por varias razones, entre ellas el clima, no se debe esperar a que se realicen más inversiones ecológicas.

5. En el proceso de producción de las baterías se cometen violaciones de los derechos humanos.

Una batería eléctrica se produce con diferentes materias primas y muchas de ellas provienen de minas. Un componente importante común en las baterías de iones de litio es el cobalto. La obtención de este material ha generado controversia en los últimos años debido a las violaciones de derechos humanos y laborales en países como la República Democrática del Congo, tal y como ha denunciado Amnistía Internacional. El sector de la automoción ha estado trabajando conjuntamente durante varios años para asegurar la trazabilidad en la cadena de suministro, con el fin de garantizar que los proveedores sigan y respeten los derechos humanos, el medio ambiente y la ética empresarial.

6. La disminución de la eficiencia de las baterías en climas fríos hace que los camiones eléctricos sean una opción menos viable.

El impacto es menor de lo que se podría pensar. En algunos camiones, hay características que ayudan a mantener las baterías a la temperatura óptima (+25 grados centígrados) al iniciar la jornada.
En el caso de Volvo Trucks, por ejemplo, la pérdida de autonomía a -10 grados centígrados es de alrededor del 3 %. Con -20 grados centígrados, desciende en torno al 10 %. Cabe destacar que el clima frío aumenta el consumo de energía, independientemente de la línea motriz, debido al calentamiento de la cabina y, por lo tanto, siempre afecta a la autonomía del vehículo.

7. No hay suficientes minerales para las baterías si todo se va a electrificar.

Existen motivos suficientes por los que los fabricantes se preocupan por el acceso a muchos minerales. A corto plazo no se espera que suponga un problema, pero a largo plazo es necesario buscar minerales alternativos, reducir las cantidades necesarias y aumentar el uso de materiales reciclados.

Muchas empresas están formulando ambiciosos objetivos en cuanto a las emisiones de gases de efecto invernadero para cumplir con el Acuerdo de París y los camiones eléctricos con batería son un buen medio para lograr dichos objetivos.

Aquí puede obtener más información sobre baterías y camiones eléctricos y también calcular la huella ambiental total de su camión.

Lars Mårtensson

Director de Medio Ambiente e Innovación en Volvo Trucks

 

Artículos relacionados

Noticias

Latest Press Release